Me pierdo.


A menudo me pierdo, entre la gente, las miradas, los suspiros. Me pierdo entre las calles imaginarias, caminando sin sentido, llorando, pensando, sintiendo…

Me pierdo entre tanta gente, entre tantos mundos y tanta historia…

Me pierdo entre las palabras burdas, los comentarios mal intencionados, y las injusticias de la vida… me pierdo tratando de alejarme, de no formar parte, aunque te sumergen a veces.

Me pierdo tras ver la insensibilidad, la mezquindad, la ingratitud.

Me pierdo cuando pienso y vuelvo a pensar en las cosas vividas, pequeñas cosas todavía…

Me pierdo a veces en tu persona, y es cuando más necesito encontrarme… pero se ahoga mi corazón con tanta lágrima, ya ni fuerzas tiene de palpitar, tampoco lo quiere hacer, ya esta cansado de tanta energía derrochada, sin nadie que la reciba, sin nadie que la alimente… hasta ya ni quiere tampoco… me mostró la bandera blanca y yo le estoy haciendo caso, por lo menos por un tiempo… solo un descanso…

Extraño cuando me perdía entre tus sonrisas, cuando me perdía soñando entre las nubes, cuando la ilusión estaba frente y no la quería apartar. En eso me perdía a gusto.

Ahora me pierdo con angustia, con soledad, con tristezas… me pierdo en la realidad…

Hoy camine llorando, por mucho rato, ni siquiera sabia por que, solo quería sacar ese llanto intenso, ese llanto desconsolado, menos mal era un lugar solo… había llorado intensamente en el Metro una única vez, de puro pastel que soy, en el bus unas cuantas veces sin que nadie lo note, pero primera vez que caminaba cuadra tras cuadra con lágrimas inconsolables, el viento chocando el rostro y la oscuridad acompañando la soledad.

Sonando:

A veces pienso que no fue real
el eco de un eco nada más.
A veces siento esa sensación
de clásica historia de ficción.

Tal vez salió de algún lugar
que no existió ni existirá
y sólo yo creí tocar.

Amor, amor, amor perdido
en la frontera del olvido
que un día volverá como si tal cosa
a quedarse a vivir.

Amor, amor, amor perdido
regalo de un desconocido
que un día volverá para rescatarme
de mi mundo sin aire…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Holapos niña.. como estay?. tanto tiempo que no nos hablamos, y mas aun que no te escribia en el blog.
Pa variar medio tristones tus escritos, puchas.. animos... vamos que se puede¡¡¡
Te mando besitos.. cuidate harto..ya?..

markin dijo...

Melancolía en ti, en mí... y en algunos otros más.

Tiene su momento, y a veces, hasta nos ocasiona placer.

Uno se detiene y se mira. Pasó. Qué hay para mi vida de ahora en más?

Tenemos un trecho por delante, un tiempos que debemos aprovechar, del mejor que nos sea permitido.

Vivimos esperanzados en encontrar esa otra parte, ese complemento. Cuando le halles, recuerda permitirle su desarrollo. También deberá tenerlo presente.

No te sientas sola, alguien piensa en ti.

Chau.

marko mosquera dijo...

Hola, di con tu blog por que diste con el mio de casualidad... y si, aun estoy vivo y lleno de vida, auque mis dos ultimas publicaciones digan lo contrario.
Gracias por tus comentarios...

Muy hermosos tus escritos, m gustaron mucho, que bonito de verdad.
marko