Tengo una triste sensación…


Hace más de una semana me di el tiempo de caminar por la calle, respirando el aire no solo para vivir si no que para sentirlo recorrer mi cuerpo, pisar no solo para mantenerme de pie, si no también para sentirme parte de la tierra… sentir que tengo vida, sentir el movimiento de los arboles, sentir la suave brisa que en esta época es tan cálida… observar a las personas, a los niños, a los autos y buses que transitaban. De vez en cuando miraba hacia el cielo con su celeste profundo, para sentirme un poco más lejos y querer partir a otros lugares…

En cada paso le di gracias a la vida por poder caminar, observar, escuchar y poder ir comiendo galletitas con jugo y tener aquella bolsita en la mano, con una linda polera que me había gustado… sentí que estaba siendo caprichosa al querer cosas que no podía tener, teniendo ya lo indispensable y mucho más… Sentí querer darle gracias a la vida, sentí querer seguir caminando aunque hubiese obstáculos, aunque diera dos pasos hacia atrás antes de avanzar uno…

Sentí mucho… ese es el problema siento demasiado… intensamente, por eso me duelen las cosas…



Esta semana me di cuenta que soy frágil, que los sentimientos me quiebran, que no resisto un no, una mala mirada, que no me tomen en cuenta, que crean que soy ingenua, que no se preocupen por mi, y tantos detalles que siento a concho… no de una persona si no que varias y a veces todas … de pronto pienso que soy muy dura con los demás, que todos nos equivocamos, que a veces decimos cosas sin pensar o en un tono inadecuado, de pronto pienso que yo también he actuado injustamente con algunas personas sin darme cuenta, por que juzgar tanto a los demás si tienen derecho a equivocarse? Eso quiero pensar, que se equivocan o actúan sin darse cuenta, no solo quiero si no también lo necesito, para no sentirme tan sola, para no apartar de mi lado a las personas, para no perder la amabilidad, el cariño y la buena disposición hacia los demás…

Sin embargo duele… duele que algunas personas sean tan mezquinas de corazón, que otras sean tan mal intencionadas, que otras disfruten del dolor ajeno y otras piensen en nadie más que ellas mismas… o estoy yo mal??? O soy yo tan estúpidamente ingenua al entregarlo todo???

Espero que la incredulidad de las demás personas no me siga contagiando…

8 comentarios:

Víctor dijo...

Hola niña, como estay?.. espero que muy bien... hace un tiempo que no se nada de ti y eso me hace pensar que puedes estar en un lindo lugar pasandolo muy bien de vacaciones.. :p .Mmm sipo, sientes mucho y muy profundamente.. lo que aveces puede ser un poquito malo, porque como analisas uno actua, en algunas oportunidades, de forma imprudente, impulsiva, hasta casi instintiva.. pasando a dañar a los seres queridos que nos rodean.. sin querer haberlo hecho previamente. Es ahi donde el dolor que producimos cala muy profundamente.. sin tener que haber sucedido... sin ninguna gana de hacer daño, pero se hace. Ahi uno debe tener la "madurez" suficiente para enteder las disculpas, lo malos entendidos.. los enredos y salir de aquel agujero que nos pudo haber tragado.
Pero bueno, cada cual siente como siente, mas o menos profundamente, lo unico que te quiero decir.. es que aveces queremos mucho a una persona.. pero aun asi le hacemos daño... sin querer hacerlo.

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Recibe mis saludos. Pasaré con más tiempo a empaparme de tu blog.
Vino y besos.

markin dijo...

Mientras ibas describiendo tu caminar, estaba a tu lado, quería sentirme ahí.

Sencilles y luego el anhelo de alcanzar lo que no quizá no se debe. El mérito va en proporción al esfuerzo de cada uno.

Despues caiste en melancolía, con esos golpes en el alma, tan duros. de esos que pesan con cada segundo pensado.

Mesquindad y mala disposición, aprendemos a convivir con ello, por más esfuerzo que se haga siempre se encuentra.

No esperemos nada de los demás, que cada acto grato nos sorprenda simplemente.

Quiero una sonrisa en ti.

Chau.

Anónimo dijo...

Uuuuyyyyyy..
hace muchooo...
pero muchoooo.....
muchooooooooooooo muchooooooooo...
tiempo que no venia acaaaa...
jajajaajajaja
lo sientooo...
T.T
intentare ser mas frecuente...
aca y en otro sentidos tb...

Que triste lo que lei reciennnn...
no lo del caminar y dar gracias a la vida... eso estaba demasiado lindo...
sino que lo del no de las personas... que muchas veces actuamos sin pensar... o por instinto como dice el Pabli...
y pucha que es cierto esoooo..
a veces hay emosiones (buenas o malas) que nos llenan y nos hacen actuar sin darnos cuenta de lo que estamos generando en los demas... y muchas veces del daño que estamos haciendo... por una mala palabra... o el tono que usamos...
pero hay que aprender a no sentir tanto esas cosas... ya que muchas veces no vale la pena... ya que solo tu terminas mal... y los demas ni cuenta se dan...

Yaps manis linda...
me voy...
un besote grandeee...
nos vemos mañanaaaa...
eh!! eh!! eh!!

Tamaritam Moracremita dijo...

por que salio anonimo???
si de anonima no tengo naaa
jaajajajajaj
XD
si me conoces mas que bieennn
jaajajajajja

MARCOS ARRRAÑO dijo...

El dilema de entregarse por completo o no, es algo que he vivido de cerca. Yo elegí entregarme, y si bien es cierto resulté decepcionado, no me arrepiento por haberlo hecho.
No me gustaría estar pensando en este momento en por qué no lo hice...

Con relación al resto... creo que esa es la magia de la vida... eso el la vida!!!

Esta es mi filosofia de vida: Carpe diem!

Vivir el momento, disfrutar el dia. Vivir cada segundo como si fuera el último de la vida.

Marcos Arraño dijo...

Hola, te dejo un saludo.
Escribes muy bien, sigue haciéndolo...


Carpe diem!!!

suyapa dijo...

waoo super mega de acuerdo e chava buen bien expresado no eres la unica asi este mundo en el que vivimos pero todo tiene su cada cual y paresca o mo la vida te da reconmpensas